Decodificando imágenes de la guerra en Siria

syria
Raqqa, Siria, 2018. Foto cortesía de Amnistía Internacional.

Internet es una poderosa herramienta cuando está en manos de los defensores de derechos humanos que trabajan para proteger y defender legalmente a personas vulnerables de todo el mundo. Amnistía Internacional aprovechó este potencial y creó Decoders (Decodificadores): una comunidad de más de 50 000 voluntarios en línea de más de 150 países, que donan su tiempo y capacidades para apoyar la investigación de derechos humanos.

Los proyectos de Decoders descomponen cada investigación en microtareas que cualquiera con una conexión a internet puede completar, lo cual hace que trabajos muy grandes sean más manejables al distribuirse entre un grupo más grande de colaboradores.

Decoders tuvo un rol crucial en la reciente investigación de Amnistía Internacional sobre la muerte de civiles en Raqqa, Siria. La red global de voluntarios digitales se activó para ayudar a probar más allá de toda duda el grado de destrucción en la ciudad.

Raqqa fue alguna vez la sexta mayor ciudad de Siria y el hogar de más de 200 000 personas. En el transcurso de apenas cuatro meses de 2017, gran parte de la ciudad quedó reducida a polvo. Ataques aéreos y bombardeos de artillería llovieron sobre la ciudad entre junio y octubre de ese año en una operación militar de la coalición liderada por Estados Unidos para expulsar a la organización terrorista Estado Islámico (ISIS) de Raqqa dentro del contexto de la guerra civil en Siria.

Desde el inicio, organizaciones de derechos humanos, incluidas Amnistía Internacional y Airwars, advirtieron que civiles estaban muriendo. Para cuando la coalición declaró la victoria, cerca del 80 % de Raqqa estaba destruido. Cientos de civiles habían muerto y miles estaban heridos.

Pero en las evaluaciones iniciales que se realizaron al finalizar al conflicto, la coalición reconoció solo la muerte de 23 civiles. Las organizaciones de derechos humanos en todo el mundo estaban indignadas. “No podemos tener una situación… en la que se laven las manos”, dijo Conor Fortune, asesor principal de comunicaciones del equipo de respuesta de crisis en Amnistía Internacional, “queremos justicia para estas personas”.

En un esfuerzo por documentar la muerte de civiles, investigadores de Amnistía Internacional estudiaron la destrucción en el terreno, entrevistaron a cientos de sobrevivientes, reunieron evidencia de medios sociales y expertos realizaron pericias militares y geospaciales.

Decoders tendría que abordar un problema muy específico para la investigación: Amnistía Internacional quería saber con precisión cuándo había sido destruido cada edificio en la ciudad.

Destruir un edificio, incluso con civiles adentro, no es una violación de las leyes de guerra en sí mismas. Pero una cronología de la destrucción de la ciudad se podría combinar con el resto de la evidencia que Amnistía y sus organizaciones asociadas estaban reuniendo, para rebatir las afirmaciones de la coalición de que apenas hubieron víctimas civiles.

Para la investigación colectiva, Amnistía creó Strike Tracker, una aplicación en línea en la que se puede echar un vistazo a una cronología de imágenes satelitales desde un teléfono móvil o una computadora personal para ayudar a precisar las fechas anteriores y posteriores de la destrucción individual de cada edificio en Raqqa.

Más de 3000 voluntarios de Decoders se anotaron para ayudar. Juntos, pasaron más de 4000 horas examinando más de dos millones de fotos, e identificaron las fechas de cuándo se destruyeron más de 11 200 edificios. Con creatividad, rigor y conocimiento técnico, Decoders de Amnistía demuestra cómo el activismo en línea puede ir más allá de hacer clic en ‘me gusta’ a las publicaciones o firmar peticiones, ofreciendo a más personas la oportunidad de participar y aportar de forma segura y significativa en investigaciones reales de derechos humanos.

Realizar una investigación a esta escala, sobre todo dentro de las limitaciones de plazos y recursos de Amnistía Internacional, hubiera sido casi imposible sin internet, voluntarios digitales, Hive (software de financiación colectiva de fuente abierta) e imágenes satelitales de alta calidad.

El resultado de los 18 meses de investigación es una plataforma multimedia en línea que combina el trabajo de Decoders con investigaciones y evidencia recopilada por Amnistía, Airwars y otros socios. Estos esfuerzos conjuntos ayudan a demostrar la escala de la devastación y la pérdida de vida de civiles, y han causado que la coalición actualice la cantidad de muertes civiles que reconoce.

Las acciones de los voluntarios en línea alrededor del mundo coexisten con innumerables ejemplos de activismo en línea, blogueo, narración y fotografía que fueron utilizados por los propios sirios a lo largo de todo el conflicto. De varias formas, desde dentro y fuera del país, internet puede ser esencial en dar a conocer la inimaginable pérdida humana, la devastación y los gritos que no se deben olvidar.

¿Cómo se puede usar internet para promover la paz y los derechos humanos?

  1. Anónimo

    Internet no se puede usar para promover la paz.
    La paz no puede existir cuando todos los gobernantes del mundo
    solo luchan por sus propios intereses.
    A nadie le interesa el bienestar de los demás.
    Su único afán es enriquecerse, sin importar a quién o a quiénes se
    llevan por delante.
    Hoy día aparte de la élite global que domina a todo el mundo, se puede
    decir que en cada país desarrollado o no existe, también una élite local,
    con iguales ambiciones en donde la justicia se aplica de acuerdo a los
    políticos de turno.
    Los derechos humanos, solo tienen el nombre, se cometen cada día miles de injusticias, pero esta organización no actúa para beneficiar los derechos sagrados del ser humano.
    Por ejemplo qué hacen los derechos humanos en las cárceles de Siria,
    donde se torturan día a día los civiles que son arrestados sin importar
    su rango, con el benéplacito de su corrupto dictador, quien cuenta con la colaboración de otro igual a él, el ruso...

Ver las guías de participación de la comunidad de Mozilla: [English | Español | Deutsch | Français]. Este es un espacio moderado de comentarios. Eliminaremos los comentarios ofensivos o que se desvíen del tema.