Reducir la velocidad es el nuevo tipo de bloqueo de internet

Berhan-Taye(1)
Berhan Taye, 2019 (CC-BY-SA 4.0.)

“Imagina que estás en un vuelo. No sabes cuándo llegarás a tu destino. Estás eternamente varado en el aire hasta que el piloto decida aterrizar”. Así describe Berhan Taye de Etiopía el extraño limbo de un bloqueo de internet. Berhan dirige la campaña #KeepItOn [Mantenla encendida] de Access Now, que reúne a una coalición de organizaciones que buscan que la internet se mantenga abierta y accesible.

En todo el mundo, los apagones de internet están en aumento. En 2018, Access Now documentó 188 apagones en todo el mundo. Eso es más del doble de lo que contaron en 2016. La mayoría de los apagones ocurrieron en África y Asia, con India teniendo el peor desempeño de todos.

Las justificaciones que dan las autoridades van desde que son parte de la lucha contra el terrorismo, el descontento social o que solo son rumores políticos falsos, hasta poder frenar trampas en los exámenes escolares. Otras veces, las autoridades simplemente niegan un apagón o no ofrecen ninguna explicación. Cada caso es diferente, pero cada vez que se apaga la internet, se niegan los derechos de las personas. En Camerún, el gobierno bloqueó completamente las regiones anglófonas a tener acceso a las redes sociales durante 230 días. En Chad, los ciudadanos no han podido acceder libremente a Whatsapp, Facebook y Twitter durante casi un año. Bloquear de esta manera es otra forma en la que muchos gobiernos han intentado censurar sutilmente el acceso a la información sin atraer la atención hacia un cierre total de la red.

Recientemente, dice Taye, los gobiernos, la policía y las autoridades locales se han vuelto más tácticos acerca de cómo impiden que las personas se conecten en línea, pasando de los apagones de internet a desacelerarla para ocultar lo que están haciendo.

P: ¿Cómo se vive un apagón de internet?

R: Con #KeepItOn hemos comenzado a recopilar y compartir más historias personales de experiencias de interrupciones porque la gente no está entendiendo cuál es el impacto. Los bloqueos de internet no se producen solo un martes al azar. Tienden a ocurrir en el contexto de violencia electoral, protestas o emergencias. Esa es una razón por la que puede ser una experiencia tan traumática. Hemos escuchado a personas de la República Democrática del Congo que no pudieron verificar si los miembros de su familia estaban vivos. También conocemos casos en Camerún donde los médicos que trabajan con la Organización Mundial de la Salud brindaban asesoramiento médico de emergencia a pacientes a través de WhatsApp. Sin internet, de repente dejaron de ser capaces de prestar la atención que requerían sus pacientes.

En los apagones, las vidas de las personas se complican más allá del trabajo, la escuela y el hogar. Sus vidas pueden estar en peligro. En Pakistán, una mujer fue atropellada por un conductor que se dio a la fuga. Intentó llamar a los servicios de emergencia, pero toda la red móvil estaba caída. Ella se desmayó y casi se desangró hasta morir. ¿Se pueden imaginar cómo se debió sentir?

P: ¿Cómo se están volviendo más inteligentes las autoridades para bloquear la internet?

R: Si tomamos el ejemplo de Etiopía, de donde soy, la primera vez que cerraron la internet, fue como si no supieran lo que estaban haciendo. Nos sacaron de la red completamente. Eso fue extremo, y el costo económico fue enorme. Por lo tanto, la segunda vez dijeron, «está bien, solo vamos a cerrar los datos móviles», ya que el cierre de la banda ancha afecta más a las empresas.

 Los gobiernos también se dan cuenta de que ahora pueden limitar el apagón a una ciudad o región específica. Esto es muy común en Pakistán y la India. Es raro ver un apagón nacional en cualquier parte del mundo. Y cuando solo se ve afectada un vecindario o una pequeña ciudad, es más difícil documentarla.

Hacer que los apagones sean más difíciles de documentar parece ser la razón principal por la que muchos gobiernos ahora optan simplemente por ralentizar internet. Puede ser tan lento hasta el punto en que puede llevar un día entero cargar una foto en Twitter, pero aun así es muy difícil saber si alguien está manipulando la internet. Por ejemplo, en Togo o Camerún, en países que no tienen la mejor infraestructura, podría ser que su ancho de banda solo esté teniendo un mal día.

Para la comunidad global de tecnólogos que trabajan para descubrir cómo detectar, medir y analizar los bloqueos, las desaceleraciones son un desafío especialmente grande. A veces podemos usar datos del Observatorio Abierto de Interferencia de la Red (OONI, por sus siglas en inglés) para confirmar si un sitio web está bloqueado o si se produjo un apagón, pero es mucho más difícil verificar si se está produciendo una desaceleración deliberada.

P: ¿Qué debe suceder para solucionar estos problemas?

R: Lo que me mantiene despierta por la noche, son los bloqueos que no podemos documentar o entender por qué suceden. Los apagones de internet y las violaciones de derechos humanos van de la mano. En algunos contextos, cuando no podemos documentar los apagones, se han producido graves violaciones de derechos humanos. Es por eso que también necesitamos que más empresas de tecnología se unan a los esfuerzos de detección y documentación. Google y Facebook son los primeros en saber cuándo se cae internet porque prácticamente todos usan sus servicios. Siento que podrían ser más abiertos a compartir datos sobre interrupciones de internet con nosotros y con personas de todo el mundo.

¿Qué es lo que más te preocupa de los bloqueos de internet?

¡Sé el primero en agregar tu voz! Todavía no hay comentarios.

Ver las guías de participación de la comunidad de Mozilla: [English | Español | Deutsch | Français]. Este es un espacio moderado de comentarios. Eliminaremos los comentarios ofensivos o que se desvíen del tema.