Un Informe de la Salud de Internet para la Ciudad de Nueva York

En un informe global es difícil hacer justicia a cualquier tema o región. Entramos y fuimos a países y contextos que bien podrían tener su propia cobertura. Ahora, nos complace anunciar que el primer Informe de la Salud de Internet de la Ciudad de Nueva York está en línea.

Hemos analizado con varias personas la idea de que existan adaptaciones locales del Informe de la Salud de Internet, pero Meghan McDermott decidió convertirlo en el resultado de una pasantía de un año en Mozilla. El informe local incluye entrevistas con neoyorquinos que hacen que internet sea más saludable de maneras diferentes, y análisis locales de los cinco temas de salud de internet del informe global.

Desde hace tiempo, Meghan promueve la educación, los derechos digitales y la tecnología cívica en la Ciudad de Nueva York. El informe local es la culminación de una fructífera relación con el director tecnológico de la alcaldía de la Ciudad de Nueva York, que hizo de la “salud de internet” un pilar de su trabajo en 2017.

Colaboraron con los pasantes de Mozilla en una serie de proyectos — que incluyen capacitaciones en seguridad digital para el personal de la biblioteca pública y el proyecto Stronger NYC Communities (Comunidades Neoyorquinas más Fuertes). En el último año, Meghan también apoyó a un equipo de Nueva York que, junto con funcionarios en Ámsterdam y Barcelona, encabezó una nueva red global llamada Cities Coalition for Digital Rights (Coalición de Ciudades para los Derechos Digitales).

Preguntas para Meghan McDermott

P: ¿Qué te llevó a crear un Informe de la Salud de Internet para la Ciudad de Nueva York?

Usando la salud de internet como un marco de trabajo procesable, quise capturar cómo la Ciudad de Nueva York está esforzándose por hacer que la vida en línea sea más segura, más accesible, más abierta y que esté más protegida. Me inspiró el trabajo sistémico que están haciendo apasionados líderes en el Gobierno y en la sociedad civil para impulsar una mejor ciudad a través de políticas equitativas, programas digitales creativos y legislación orientada.

Nueva York es un lugar muy dinámico y complejo. Todos los días, millones de personas aquí usan internet para acceder a servicios, tomar decisiones, trabajar y jugar. Para tener una ciudad saludable, necesitamos una internet que nos beneficie, y un informe así ayuda a establecer un punto de partida para la acción – ya sea un mayor apoyo para una infraestructura de redes en la malla administrada por la comunidad, nuevas capacitaciones en seguridad digital para grupos que sirven a inmigrantes, leyes de datos abiertos o mejores parámetros de accesibilidad.

Cada área temática del marco de la salud de internet tiene mérito, pero tomadas juntas pueden revelar una estrategia integrada, interdependiente para cambiar el terreno. Así que me dio curiosidad ver cómo una municipalidad usaría el informe para rastrear el progreso de sus iniciativas digitales a nivel de ciudad y objetivos de igualdad digital y, a su vez, compartir lecciones e historias con otras ciudades.

P: ¿Cómo esperas que las personas lo usen?

Como este piloto para el Informe de la Salud de Internet de la Ciudad de Nueva York está diseñado para unir el marco de la salud de internet con proyectos concretos, se basa mucho en historias. Ilustran no solamente los desafíos del actual momento tecnológico, sino que muestran claramente lo que las personas están haciendo al respecto. Es inspirador. A partir de ahí, me encantaría ver dos cosas. Primero, que lectores e investigadores piensen en el lado empírico de todo esto: ¿qué falta, qué hay que estudiar más, qué agregaría vida a nuestro entendimiento sobre “la salud de internet”? Segundo, me encantaría que otras ciudades, sobre todo las que están comprometidas con los derechos digitales, se abocaran de lleno a las iniciativas y proyectos de políticas compartidos aquí y ver qué es lo que puede ser adaptado o adoptado. También podrían usar el informe como una plantilla de documentación que podrían adaptar para presentar evidencia de su propio progreso local para compartir con el mundo.

P: ¿Qué consejo darías a otros que estén evaluando una adaptación local del informe?

Para mí, fue realmente importante contar con socios del Gobierno de la ciudad que pueden ayudar a mostrar algunas tendencias, facilitar contactos y ofrecer ejemplos de políticas. Fue igualmente importante tener socios en la sociedad civil que están a la vanguardia en cuanto a las iniciativas e ideas emergentes en materias de la salud de internet. Una combinación de todo eso es lo que ayuda a trazar un mapa del ecosistema de la salud de internet de una ciudad.

También sugeriría emprender esto como un experimento — su intención no es ser un estudio académico. Es una ojeada, fundamentada en los destacados esfuerzos de personas, comunidades y organizaciones motivadas por mejorar las condiciones a escala, sobre todo las formadas por desigualdades estructurales. Compartir lo que funciona a nivel de ciudad hace que las abstracciones de la tecnología sean más visibles, hace más manejables los componentes sociales, culturales, económicos y técnicos complicados. El daño extremo de internet en manos injustas es abrumador — bloqueos, vigilancia, acoso, desinformación, prácticas discriminatorias —, así que necesitamos maneras de generar un impulso positivo para el cambio, para presenciar las posibilidades y para hacer partícipes todos. Un informe como este es un paso en esa dirección.

Descarga el Informe de la Salud de Internet de la Ciudad de Nueva York. Incluye un análisis local de cinco temas de la salud de internet y entrevistas con diez personas que están trabajando de maneras innovadoras — a nivel de la ciudad — para hacer que la internet sea más saludable para todos.

Si tienes una idea para adaptar el Informe de la Salud de Internet a tu región, país, ciudad o tema de interés, ponte en contacto con nosotros en internethealth@mozillafoundation.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *