¿Por qué no hay más mujeres codificando?

Conversación con Melissa Sariffodeen, cofundadora de Ladies Learning Code en Canadá.

Lauren, de 11 años de Calgary, lanzó recientemente su propia empresa de robótica. Latasia, de 12 años, creó una aleccionadora página web que busca frenar la violencia contra mujeres indígenas en Canadá.

En un mundo donde los hombres suelen dominar los campos conocidos como STEM (por el nombre en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) y programas de informática, Lauren y Latasia son excepciones a este orden establecido. Las dos tienen algo más en común: ambas son exalumnas de Ladies Learning Code (Mujeres aprendiendo a codificar).

La entidad sin fines de lucro canadiense Ladies Learning Code (LLC) es una organización que trabaja para igualar las condiciones para las mujeres en línea. Los datos de inclusión digital a menudo preocupan y desaniman: en casi todos los países, el porcentaje de hombres que usan internet supera el porcentaje de mujeres que usan internet. Desde Japón y Alemania a Marruecos y Turquía, hay en línea más hombres que mujeres.

Ladies Learning Code busca un cambio. Con 29 sucursales en todo Canadá, esta entidad ya ha enseñado HTML, CSS, Python, diseño web y otras habilidades digitales a más de 40,000 estudiantes. Noventa y dos por ciento de los estudiantes se identifican como mujeres o niñas.

Mozilla conversó con Melissa Sariffodeen –cofundadora y presidenta ejecutiva de Ladies Learning Code– pocos días después del quinto aniversario de la entidad sin fines de lucro.

Estudiante de LLC. Foto de Cheryl Stephenson.

Mozilla: Gran parte del trabajo de LLC es hacer que las niñas entren a STEM. ¿Ustedes se ven como una organización de apoyo además de organización educativa?

Melissa: Hacemos programas mixtos —pero definitivamente las mujeres y las niñas son nuestra atención principal. No diría que nos vemos como una organización de apoyo, pero cada vez más estamos empezando a trabajar con nuestros parlamentarios locales y funcionarios de gobierno sobre problemas sistémicos. Definitivamente, defendemos y apoyamos a las mujeres y tecnología, aunque recién hemos empezado a tratar de actuar en mayor medida.

Mozilla: ¿Suelen encontrar niñas que asumen que codificar es solamente para hombres?

Melissa:Así es. Ayer, había dos niñas frente a una clase. Dijeron: “No puedo hacer esto”. Preguntamos: ‘¿Por qué lo creen?” Estamos destapando la idea de que, por mucho tiempo, se ha dicho a las niñas que la tecnología es para hombres.

Estamos destapando la idea de que, por mucho tiempo, se ha dicho a las niñas que la tecnología es para hombres.

Los primeros 40 minutos, estaban ocupadas y no querían probar. Pero hacia el final de la clase, a las dos niñas les encantó. Tenían unos sitios web fabulosos, estaban diseñando fascinadas. Estaban emocionadas y no querían irse. No toma mucho tiempo darse cuenta del valor de codificar –vemos eso una y otra vez en nuestros programas.

Afianzamos todos los programas que hacemos específicamente para niñas con la pregunta “Por qué”. No “cómo lo construyo”, sino “por qué lo construyo”.

El "Code Mobile" de LLC. Foto por Pam Lau

Mozilla: De manera casi generalizada en todos los países del mundo, hay más hombres que mujeres usando internet. ¿Tienen conocimiento de qué motiva eso?

Melissa: Hubo un momento –cuando la computadora personal se estrenaba– en que decidimos darle un género a la tecnología. Promover un grupo por encima de otro. Creo que fue ahí en que hubo una gran disminución de mujeres en tecnología. Después de eso, se ve la brecha. La tecnología está muy dirigida hacia los niños, y creo que es algo sistémico.

Lo veo en nuestra comunidad. Los padres inscriben a sus hijos para un campamento mixto [tecnología], pero no inscriben a su hija. Esto está muy generalizado, realmente.

Pero veo que está cambiando. Veo la popularidad de nuestros programas en todo el país –no podemos atender a toda la demanda. Hay muchos programas como el nuestro en todo el mundo que de verdad animan a las niñas a dedicarse a la tecnología desde muy temprano.

Esta entrevista fue editada y condensada en aras de mayor claridad.